Informe anual 2010

Queridos amigos de la Fundación Minadores de Sueños
El año 2010 aun no termina pero queremos publicitar el informe anual antes de los dias navideños. Como todos los años hay novedades por contar, entonces disfrutan de lerlo en el informe de este año.
Gracias por todos los apoyos, solo con estes aportes podemos seguir soñando y trabajando con nuestros niñ@s del barrio.

Dia del voluntario 2009

El 5 de diciembre es el día internacional del voluntario. Minadores de Sueños aprecia el trabajo de los voluntarios nacionales e internacionales. Porque hacen que el proyecto sea posible. Sin el trabajo diario de ell@s nunca se podría lograr lo que se hizo. El voluntario es un regalo maravilloso. A continuación podemos leer la motivación y experiencia de Byron, nuestro actual voluntario nacional de quito.

Ayudando el las tareas dirigidas byron disfrazado de payaso en la colonia vacacional guias en la colonia vacacional

Byron Pérez, 24 años
La motivación…
Pienso que son diferentes situaciones de la vida las que marcaron el camino. Recuerdo por ejemplo la mirada de un niño de la calle que no tuvo palabras para extender su agradecimiento  al gesto de un buen hombre. Las situación socio económica de mi familia , la adolescencia en la que conocí a muchas personas que tienen conciencia social, la necesidad de algunos amigos, la impotencia de no poder hacer mucho para romper lo establecido,  la imagen de mi hija que esta presente en muchos de estos niños. En fin, creo que puedo contribuir de alguna manera, aunque de forma minúscula, con el mejoramiento de nuestra realidad y en este caso es  un gran placer poder participar  de este proyecto, de esta forma de vida, empezar desde las bases, los niños
Lo positivo…
Esta experiencia me ha propiciado un sin número de circunstancias y cosas positivas de entre las cuales puedo mencionar: el compartir. Compartir las ideas, los buenos momentos, los malestares, la vida. Aquí he encontrado un grupo de amigos que me han ayudado a crecer; Marco, alba, Antonio, los contemporáneos extranjeros y todos los niños que se han prestado para contribuir a mi crecimiento tanto intelectual como espiritual.
Las expectativas…
Que puedo decir. De manera personal pretendo enriquecerme día a día con esta experiencia, poner a disposición mi tiempo cuando sea necesario y en lo que este en mis manos apoyar. En cuanto los niños, espero que este trabajo incesable cumpla su cometido, que su desarrollo no sea solo físico sino también que encuentren en este espacio algo que los motive para vivir una realidad diferente y que desde ya lo haga.
Eso es lo que puedo decir y me tomo el atrevimiento de citar la frase de un amigo “los pobres ayudan a los pobres” (Antonio Herman)